BAJO ÉSTE SIGNO, VENCERÁS

BAJO ÉSTE SIGNO, VENCERÁS

martes, 24 de noviembre de 2015

La verdad de las cabras tabaiberas, o de los tabaiberales...

... la atrocidad de esa matanza de cabras, debería hacernos abrir los ojos y descubrir en manos de quiénes estamos. 

No se entiende y no hay explicación convincente alguna, sino paños encubridores y falsas justificaciones. En manos de éste o estos partidos estamos, -y se llaman canarios nuevos- capaces de destrozar aquello que nos identifica y diferencia: matamos a la gallina de huevos de oro. Son unos cretinos (para no decir palabrotas, ni tacos, ni palabras más ofensivas), son unos terroristas ecológicos y faunístico; nos tienen indignados; ¡ya debieran hablar los alcaldes afectados, a ver si se les informaron (que tampoco se justifica con la información, pero que pudieron evitar o poner el grito en las nubes y sublevar a la población, y hacerlos retroceder, y ponerse delante de los rifles y defender así a las cabras, pero cobardes, se lanzaron desde el silencio, para cogerlas echadas, y sin estorbos), y saber si ven bien lo que les han hecho en sus respectivos municipios, si callan son cómplices. Y no vale una invitación al consejero del ramo o de las cabras, que vayan a dar explicación, no hay nada que explicar, el hecho habla por sí mismo y sobran palabras, ¡que dimita de una vez y se acaba esta lacra de matar cabras, porque es que van a seguir -ese es el plan que tienen-, como viene de atrás, a la chita callando! Correos tengo recibidos, que no me atrevo a reenviar, porque los llaman de todo. Lo más suave es aquello que muchos me repiten por separado. “¡Esto es una locura!”; pero, ¿es que se ha vuelto esquizofrénico el cabildo, loco de remate?, ¿cómo, quien está para proteger (miedo ambiente y el seprona), permiten se dediquen a todo lo contrario, sin multar a estos y pararles las patas? ¿Son estos, los técnicos que tenemos? ¿En manos de quiénes estamos? ¿Y van a seguir?, ¿no hay forma de echarlos? No se entiende nada al respecto. Silencio de los alcaldes, falsa y mentirosas justificaciones, nada convincentes (ocultan el verdadero afán por el maldito dinero, que teñido de sangre de cabras se van a embolsar aunque solo sea en las nóminas, y ello a cualquier precio). europa nos gobierna y manda matar cabras, para vendernos su leche y arruinarnos y envenenarnos, y estos macacos les hacen caso, sí guana, matamos lo que ustedes digan y quieran, pero mándenos euros, euritos, manden dinero y matamos lo que sea, y engañamos a la población, a la masa, que embobecida con el fútbol, nadie se entera...

El Padre Báez, que de niño cuidé cabras, y las llevé a la Feria de san Mateo, y me crié con leche cabra, les cogía yerba, y hojas secas para sus camas y hacer estiércol, y les traía agua desde el barranco, y me duele me las maten, y son con creces las mejores. Mejores no las hay, ¡y las matan! ¡Dimisiones ya, por dignidad! y sean cabreros los gobernantes y consejeros (aunque no sepan leer ni escribir, que son sabios así y todo), ¡y no batatas como ellos!...