BAJO ÉSTE SIGNO, VENCERÁS

BAJO ÉSTE SIGNO, VENCERÁS

viernes, 27 de noviembre de 2015

Mensaje al cabildomatacabras y tabaiberil...

... que la obediencia contra conciencia no se debe ejercer. 

Es decir, debo y tengo que obedecer siempre; siempre y cuando no vaya contra mi propia conciencia, que está por encima del superior. Y esto, no es una opinión, sino un principio ético o moral, emanado antes de la filosofía, que de la misma teología, en la que ésta se apoya y la considera su criada. Es el caso -pongo por ejemplo- mi superior me manda a lo que sea, pues debo obedecer, pero si me mandara: robar, mentir, matar, o algo afín, contrario a ley y norma, valor y principio, no solo no debo obedecer, sino que estoy obligado a no hacerlo. Y esta breve lección de moral vendrá muy bien al morales del cabildo y a todos los suyos, que ciegos, cual voto de obediencia religioso o sacerdotal han hecho a una europa corrupta y decadente que les mandan a matar nuestras y las mejores cabras del mundo y por mor de unos euros, los antes citados de tan nefasta como negativa institución (piénsese han llenado la cumbre de pinos y la han vaciado de pastores, y solo pongo este ejemplo, para no hacer leña del árbol caído), que pierden el trasero en obedecer pronta y ciegamente -repito- a quien les manda matar animales, cuando ellos defienden la vida de los toros bravos en las plazas de la tauromaquia o fuera de ellas, que te diga europa te doy dinero si matas las cabras, le digo a esa maléfica europa, se meta esos euros por donde les quepa (¡ya me entienden!, ¿no?). Pues este es el cabildo y sus secuaces, que ciegos por el dinero, nada les importa con acabar y exterminar una especie única en el mundo según genética y morfología estudiada a la que no obedecen, ni cumplen con su deber de defender el patrimonio que han puesto bajo su cuidado, pues eso: leones guardadores de corderos. Por tanto, cabido matador de cabras, escucha: No tienes la obligación moral de obedecer a quien te manda matar cabras. Ten dignidad y no te zorroballes por unos euros, que no deja de ser una acción de prostitución espiritual y moral (lo de moral, no va con segundas por el apellido del que preside el cabildo matacabras). Escucha y obedece sí, al pueblo, que en masa te está diciendo: no sigas con esa política de matar cabras, sino déjate de la majadería de plantar nada donde las cabras están, que ya se ocupan ellas, según naturaleza e instinto, de reforestar esos lugares con lo que les es propio, y ellas que mantuvieron lo que ha llegado hasta nosotros desde siempre, van a seguir en ese mismo comportamiento, de mantener lo que siempre hubo, y sin que lo que pretende el cabildo plantar que es introducido, foráneo, fuera de tiempo y lugar, no va a pegar o prender, como ya lo habrán comprobado, pero intentan engañar a europa con fotos de plantadores en helicópteros y demás parafernalia. ¡Dejen las cabras en su medio!, pues siempre se dijo y es verdad, y bien que lo hacen: las cabras tiran para (pal) el risco, ¡es lo de ellas, por su propia naturaleza o esencia; no vayan contra la genética cabril y déjenlas en su medio...

El Padre Báez, que más les diría, pero por lo pronto que el cabildo digiera lo de este mensaje, antes que otros les lleguen (¡que le van a llegar, y muchos!).